fbpx

Mis rutinas diarias. ¿Quieres saber cuál es mi ritual de belleza diario?

Muchos artículos se han escrito sobre la importancia y la necesidad de incorporar rutinas en nuestro día a día para alcanzar unas metas o incorporar hábitos que nos ayuden a mejorar o lograr nuestros objetivos. En mi caso, la maternidad ha cambiado algunas de las que tenía y he introducido otras que se han convertido en imprescindibles cuando tienes pequeños en casa.

Quizás sientes que necesitas incorporar algunas rutinas de belleza en tu día a día porque nunca has tenido ese hábito. Quizás el tiempo que tienes para ti se ha visto muy reducido desde que eres madre y necesitas nuevos trucos o consejos para adaptarte a esta nueva realidad. Quizás simplemente sientes curiosidad por conocer cuáles son mis rutinas para aprender de otras personas y ver qué puedes mejorar de las que tú ya tienes. Sea como sea, hoy quiero contarte parte de mis rituales de imagen que he ido incorporando a lo largo de mis más de 10 años de experiencia.

Lo que hoy voy a contarte forma parte de un proceso basado en todos estos años de experiencia, no sólo formativa sino también de aprendizaje profesional después de haber asesorado y formado a miles de personas (en su mayoría mujeres). En todo este tiempo he conseguido unir/agrupar distintas disciplinas y crear mi propia visión y metodología. Y te puedo decir que, desde que empecé a trabajar en este sector a cómo trabajo actualmente la imagen, hay un antes y después… Todos evolucionamos y aprendemos, y ¡espero que nunca deje de ser así!

Desde que fui madre las rutinas han cambiado por completo, aunque ha sido realmente este último año cuando he tomado conciencia de muchas cosas. He aprendido a tomar decisiones clave para mi negocio y mi vida familiar y una de las que para mi ha supuesto un cambio enorme ha sido la de ponerme horarios. Como autónoma me había acostumbrando a un ritmo muy workaholic, trabajando jornadas muy largas o sin horarios establecidos… ¡Tocaba poner orden si no quería volverme loca! Los horarios me permiten poder disfrutar de todo: trabajo y familia. En su momento tomamos la decisión familiar de no llevar aún a nuestro hijo a la guardería, por lo que fijar unos horarios se ha convertido en algo esencial si queremos disfrutar del viaje.

Cómo empieza mi día

Cuando me despierto, lo primero que hacemos en familia, o al menos en conjunto con mi peque es el desayuno. Nos encanta disfrutar de ese momento sin prisas, siempre que sea posible…

Mientras él termina de desayunar, practico mi ritual de belleza matutina: utilizo un cepillo de bambú para lavarme los dientes y la pasta es de Weleda (poco a poco estoy eliminando el uso de plásticos en la medida de lo posible e incorporando materiales y productos más naturales, también con jabones y geles ecológicos). Me lavo la cara con agua y también con agua micelar y me hidrato con la crema Súper Linda de Mamita Botanical (si estás suscrito a mi news, la semana pasada ya te hablé de esta marca, ¡estoy enganchada!). Para el maquillaje, ahora que llega el buen tiempo y hace más calor, utlizo la CC cream de Sensilis y el corrector de ojos y los polvos de Mac. Algo de colorete y el toque que nunca falla, los labios rojos (soy fiel a Russian Red de Mac).

¡Me visto con el look elegido y a la calle!

Cómo elijo mi look diario

Siempre te aconsejo que te prepares la ropa el noche anterior si eres de las que te cuesta elegir qué ponerte por las mañanas y acabas con cualquier cosa sintiéndote insegura o extraña con tu imagen. Y no me refiero únicamente a la ropa exterior, ¡también la interior!, a menudo muy olvidada. Dependiendo de la ropa que vas a llevar piensa qué ropa interior es más adecuada.

Piensa En mi caso, sin embargo, tengo incorporada esta rutina de otro modo, ya que con mi armario sigo una filosofía minimalista: tengo un armario cápsula y utilizo las prendas mínimas para vestirme para el día a día, así que me es fácil vestirme por las mañanas.

Pero voy a contarte otro de mis secretos… y es que, según como tengo el día programado, si tengo reuniones o visitas con clientas o doy formaciones, “visualizo” cómo quiero presentarme ante esa situación, es decir, qué imagen quiero transmitir. En función de eso pienso mi outfit creándolo en mi memoria. Así cuando me levanto por las mañanas será lo que me ponga. Muchas veces incluso pienso primero en los zapatos y a partir de ahí creo mi look.

¡Y muy importante!

Lógicamente no es lo mismo un día que voy a pasar entero en la oficina o los días que tengo reuniones o clases, ni tampoco los ratos que paso con mi familia o mis amigos. En mis horarios establecidos suelo trabajar por las mañanas y así por las tardes puedo disfrutar de mi hijo, y lógicamente el look se convierte en comodidad pura: voy a jugar como otra niña en el parque así que las deportivas se convierten en el must! 😉

Mis rutinas al terminar el día

Cuando llega la noche es el momento de ponerse cómoda y bajar el ritmo. Soy de esas personas que se duchan por la noche, no sabes el placer y la relajación que produce terminar así el día… Hace ya un tiempo que eliminé de mis rituales de belleza los algodones desmaquillantes y utilizo toallas de algodón, mucho más sostenibles y duraderas. Para desmaquillarme utilizo dos productos distintos, uno específico para los ojos de Vichy y, para la piel del rostro y escote, el agua micelar, también de Vichy. Por último, crema para el contorno de ojos y la hidratante Súper Linda de Mamita (¿te he dicho que estoy enganchada…?).

Espero que este resumen te sirva para inspirarte e incorporar también en tu día a día horarios y rituales que te ayuden a sentirte mejor y más fuerte. Yo llevo un tiempo intentando recuperar el hábito del deporte y una de las rutinas que en breve quiero incorporar es volver a practicar yoga por las mañanas, bien temprano. ¡Ya te iré contando mis avances!

¿Y tú? ¿Quieres contarme qué rituales son para ti imprescindibles? ¿Alguna rutina que te haga sentir imparable? ¡Te espero en los comentarios!

Compartir artículo

9 comentarios

  1. Más o menos seguimos la misma rutina. Lo único que yo cambio la ducha diurna en cuanto aparece el buen tiempo. Prefiero ducharme después de dormir por si he sudado. Me queda incorporar el ejercicio que tengo abandonado(camino cada día 20/30min) por estar opisitando. Incluso quedándome en casa a estudiar me visto con vaqueros y camisetas o sudaderas cómodas nada de chándal. Pq sino no te vistes. Vestida cómoda y el rímel que no falte. Un abrazo

    1. Que bien Margarita! A mi me pasa igual con el ejercicio, desde que he sido madre es lo que más echo de menos… yo antes practicaba danza y algunos días yoga.Y me encanta que cuides tu imagen aunque te quedes en casa, es muy importante. Un enorme abrazo!

  2. Hola!
    Mis rutinas son:
    – mañana: limpieza (gel Vichy), serum (89 Vichy), hidratante (alterno distintas de Kiehl’s según la estación del año y según note distintas necesidades de la piel), protector solar +50 con color. Delineado de ojos (eyeliner en gel de Bobbi Brown o alguno de Kiko Milano), máscara de pestañas (Kiko o Revlon) y labios “potentes”, porque así se resaltan mis amadas canas !!!! Antes no me iban los labiales mate, ahora sí, sobre todo porque se pueden dar besos sin que traspase el color 😉
    – noche: si me he maquillado a tope (base, corrector, etc.), doble limpieza con aceite (Kiehl’s o manteca facial de manzanilla de The Body Shop) + gel Vichy, serum Midnight de Kiehl’s, contorno de ojos (Kiehl’s o Repavar con vitamina C) y después, hidratante (alguna Kiehl’s) o máscara de noche (Kiehl’s o Lancome),
    Sí, me he hecho adicta a los potingues, porque veo que mi piel responde. Además, los dos rituales son una preparación: para afrontar el día con buena cara o para relajarme y dormir a pata suelta.
    – Ducha: con algún gel que me encante (el de pepino de Dove, el Vainilla Chai de The Body Shop, el de pomelo de Yves Rocher), más hidratante corporal (ahora mismo, un bálsamo corporal de jengibre rojo de Roger & Gallet).
    Un par de veces a la semana (si no hice piscina), añado al champú un matizador violeta para que las canas sigan siendo plateadas y no se vuelvan amarillas.
    – Después de la piscina: champú nutritivo + serum-aceite de L’oreal con el pelo mojado. Hidratante de verbena de Yves Rocher para el cuerpo, como premio después del esfuerzo. Age Slow de Vichy (que tiene SPF 30) en la cara + una buena pulverización de Hidra Bomb de Garnier en cara, cuello y escote.
    Caundo coges práctica y llevas en la cabeza la rutina, no tardas más de 5 minutos en llevarla a cabo. Si es un día de mimos y sin prisas, ya te recreas más.
    Y nunca, jamás de los jamases salgo de casa sin perfume. Labios pintados y perfume, igual que llaves y móvil.

    1. Ooooh Verónica! da gusto leer todas las rituales que has incorporado a tu rutina, y si se trata de eso, de un momento de conexión con nosotras mismas, de mimarnos y cuidarnos. Un abrazo enorme y un placer tener noticias tuyas!

  3. Pues a mi me falta la palabra rutina, y me encanta, pero últimamente voy a “salto de mata”, no soy constante, cada día hago el ritual de una manera, según horarios… y me gustaría volver a encontrar mi tiempo… por otra parte estoy contenta porque con la madurez vas encontrando cosas importantes y valoras más todos los momentos!!!! Ah! Me gusta leerte y para mi es un momento de relax

  4. Si no me gusta maquillarme ,crees que con hidratar la piel y pintar los labios basta?
    En una ocasión especial cómo puedo hacer para que se me vea diferente si soy torpe(no sé hacer la raya del ojo)
    Tengo la piel muy clara ,el pelo y ojos castaños
    Gracias

    1. Hola Nerea, ¡gracias por escribirme!

      Cada mujer tiene que sentirse a gusto consigo misma, y si no te gusta maquillarte no es obligatorio, yo siempre aconsejo que se nos vea con buena cara, y claro que puede ser con una hidratante y un labial. Para una ocasión especial no intentes no ser tú sino te verás rara, puedes subir un poco lo que sueles hacer como utilizar una cc cream con color, un poco de máscara de pestañas, un labial de un tono más subido y ¡ya! 🙂

      ¡Un abrazo!

    1. Hola Lorea! Utilizo toatillas pequeñas, y cuando están sucias las meto en la lavadora. No obstante, también venden en el mercado otro tipo de toallas para a limpieza de rostro que son fácilmente lavables. Un abrazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otros artículos
Te puede interesar

01

Formación y asesoría de imagen personal y comunicación para equipos y empresas.

02

Consultoría de imagen personal y estrategia de comunicación para profesionales.

03

Conferenciante en charlas, eventos y talleres. Grandes auditorios o grupos reducidos.

04

Estilismo y dirección creativa para fotografía personal corporativa.