fbpx

Te he hablado en varias ocasiones de la importancia de tener una imagen cuidada en redes sociales, en el plano digital, y una de las principales razones es por la necesidad de crear coherencia entre ésta y tu marca personal. Porque de nada sirve que trabajes tu imagen, dotándola de esencia, carisma y profesionalidad, si luego no va en concordancia con tu marca personal.

Conseguir que ambas vayan alineadas puede parecer difícil, pero es más fácil de lo que crees, y sobre ello vengo a hablarte hoy.

¿Cómo lograr la coherencia entre tu imagen y tu marca personal?

En primer lugar, si te encuentras en el punto que tu imagen personal habla de ti, de quién eres, qué haces, y te sientes 100% identificada con ella; ya tienes mucho ganado. Porque ese trabajo que ya has hecho, buscar tu esencia y plasmarla en tu imagen, probablemente sea el mismo que has tenido que hacer para trabajar tu marca personal. Sería casi inimaginable que, si lo has trabajado, una cosa no fuera en concordancia con la otra.

Pero si no lo has hecho, o te encuentras perdida ante la búsqueda de esa concordancia, toma nota, porque estos consejos te vendrán muy bien.

  • Busca en tu esencia. Tanto para trabajar la imagen que proyectas como para comunicar con tu marca personal, te aconsejo que pares a pensar quién eres, qué quieres, cuáles son tus gustos, qué te mueve o qué te hace vibrar. Una vez tengas todo esto claro, definir la imagen que quieres proyectar te va a ser más fácil, tanto a nivel personal como profesional.
  • Analiza los valores y el diseño de tu marca. Si tienes muy claro el branding y la estrategia de tu marca, apóyate en ellos para acabar de construir tu imagen personal. La paleta de colores que hayas elegido para el diseño de tu web y de tus comunicaciones, por ejemplo, puede marcarte el camino a seguir para elegir las prendas con las que vas a mostrarte a tu audiencia. No sería muy coherente que tu marca personal se mueva en tonos pastel, por ejemplo, y que vistas con colores muy estridentes. Posible es, pero coherente no mucho.
  • Unifica el tono con el que te comunicas. No es la primera vez que lo digo, pero la imagen personal no solo se centra en la ropa. El modo en el que te expresas, el tono que usas e incluso el lenguaje, forman parte de tu imagen, y por tanto debes cuidarlos y unificarlos con los de tu marca personal. Si eres una persona enérgica, que transmites dinamismo y con una imagen fuerte, intenta transmitir lo mismo con tu marca.
  • Tu mensaje debe estar claro. Plantéate bien lo que quieres decir y ve a por todas, tanto con tu imagen y tus actos como con tu marca. Nada puede confundir más a tu audiencia que ver a tu persona diciendo una cosa y vendiendo otra que no tiene nada que ver.

En definitiva, buscar esa coherencia entre tu imagen y tu marca personal no es difícil si se tienen claros varios elementos previos. En caso de dudas, ya sabes que estoy aquí para ayudarte a crear tu imagen personal y tu imagen de marca.

Pin It on Pinterest