fbpx

Consejos para llegar al éxito

GO

El éxito depende de nosotros mismos, solo se trata de bajarlo del pedestal en el que lo tenemos y hacerlo más accesible, y sobre todo creérnoslo. Además, te diré que el 80% del éxito tanto personal como profesional depende de las emociones positivas. El optimismo nos ayuda a rendir más y mejor en nuestro día a día. Sí, es cierto que  a veces no apetece demasiado sonreír o estamos más apáticos ante los demás, pero es necesario forzarte a sonreír y a sentir empatía hacia los que nos rodean, porque, del mismo modo que siembras lo que recoges, atraes lo que desprendes.

Y ahora, algunos consejos para ayudarte a conseguir el éxito:
  1. Crécete ante la adversidad: que de los errores se aprende es una realidad y la vida nos pone a prueba constantemente a todos. Pero en cuanto antes asumas lo que te está pasando, antes lograrás ver lo positivo de cada situación. Así que deja de lamentarte, abandona las excusas y toma las riendas de tu vida encontrando soluciones.
  2. Cuida tu autoestima: la autoestima es nuestra mejor aliada para afrontar las situaciones difíciles, en las que nosotros mismos somos nuestros peores jueces. Recuerda que alguien consideró que mereces la pena el lugar que ocupas o ¿prefieres llevarle la contraria? Y estoy convencida de que los que te rodean prefieren ver lo mejor de ti, así que muéstralo y deja a un lado tus defectos o limitaciones.
  3. Confía en lo que crees: en el camino nos encontraremos a personas que nos harán dudar casi de nuestra existencia. Los nervios y la inseguridad, ante estas circunstancias, son nuestros peores enemigos, así que no dudes de ti, no dudes de lo que crees, de tus decisiones. No solo no dudes, lleva tus creencias hasta el límite. Te sorprenderías de lo que un buen argumento puede vender.
  4. Fíjate objetivos abarcables: esto no significa que abandones tus sueños, para nada, deben estar ahí, ellos son el motor de tu éxito. Pero no te angusties por no alcanzarlos tan rápido como quieres, piensa que lo bueno se hace esperar. Y, mientras esperas, puedes ir asumiendo metas más alcanzables.
  5. Simplifica y no desesperes: dedica unos 15 minutos cada mañana a organizarte y a priorizar las tareas de tu lista. Hazte una lista, lo físico ayuda a lo mental. Y, si no llegas a algo o ese algo no sale como esperabas, no pasa nada. Canaliza tu ira, busca soluciones y si después de intentarlo varias veces ¿por qué no dejas de perder el tiempo en preocuparte por ello? ¡Cambia el enfoque de la situación u ocúpate de otra cosa! O, si necesitas ayuda de terceros, pídela, sin pensar que por hacerlo eres más débil, ¡para nada! Por algo vivimos en sociedad, ¿no?
Todo esto está muy bien, pero no olvides tu tiempo de ocio. Aparte del trabajo, también existen tus amigos y familiares, y por supuesto también existes tú. Y todo esto te ayudará a lidiar con un día duro de trabajo, porque distraerte te ayudará a abandonar los pensamientos negativos. Si aún así no te he convencido, este dato seguro que te hace pensar: una emoción negativa dura 112 segundos, una de positiva, 42: ¿en qué prefieres invertir el tiempo?
Por último, recuerda, nada es tan grave como parece y, si lo es, ten paciencia, algún día te reirás de todo ello. ¿Por qué no empezar hoy? 
 
Compartir artículo
Otros artículos
Servicios

01

Formación y asesoría de imagen personal y comunicación para equipos y empresas.

02

Consultoría de imagen personal y estrategia de comunicación para profesionales.

03

Conferenciante en charlas, eventos y talleres. Grandes auditorios o grupos reducidos.

04

Estilismo y dirección creativa para fotografía personal corporativa.