fbpx

diferencia-entre-marca-personal-e-imagen-corporativaPara los que nos dedicamos a temas de la imagen y la comunicación es lógico hablar frecuentemente de términos como imagen personal y corporativa, sobre cómo crear la marca personal o los elementos que conforman la identidad corporativa de una empresa. A pesar de que para los que no están familiarizados con estos conceptos es cierto que pueden crear confusión, es importante reflexionar acerca de ellos y aprender a decir las cosas por su nombre, especialmente para trabajarlos correctamente.

Antes de centrarme en contar la diferencia entre marca personal e imagen corporativa, creo que es interesante saber primero a qué hace referencia la imagen corporativa y a qué a la identidad corporativa. La identidad corporativa son las cualidades que forman tu marca, es decir, desde el naming, el logotipo, el claim, los colores corporativos, la papelería, tu web, tu forma de comunicarte…  De ahí se deriva la imagen corporativa que es lo que los demás perciben de tu empresa, por ejemplo, que es una empresa innovadora, seria o incluso saber si se trata de una empresa tecnológica o del sector de la salud.

[Tweet «¿Cuál es la diferencia entre imagen corporativa y marca personal?»]

Ahora sí, ¿cuándo hablamos de imagen corporativa y cuándo de marca personal? Ante un mundo tan competitivo como el de internet, sacar a relucir tu marca personal es esencial para destacar por encima de tu competencia. Eso significa que, antes de emprender sobre todo, debes trabajar la marca personal, porque de ella se derivará la imagen corporativa, la cual comprende la esencia y filosofía que te definen como profesional independiente que eres.

De hecho, no hace falta emprender para trabajar tu marca personal, trabajando para una empresa es útil que la trabajes, porque al fin y al cabo la marca personal eres tú. En cambio, como bien indica el nombre, la imagen corporativa engloba un concepto más grande a nivel de tamaño. Se habla de imagen corporativa cuando existe un equipo detrás, una infraestructura, si quieres, de tu marca personal. Es decir, la imagen corporativa va más allá de la persona, ya que tiene que ver con todo aquello que se respira de tu marca personal o empresa.

Así pues, la marca personal es la unión entre la percepción que los demás tienen de ti y los valores propios. Precisamente por todo esto es recomendable trabajar en construir tu marca personal, para diferenciarte de los demás, para destacar por aquello que realmente te define y por lo que quieres que los demás te identifiquen. Y más hoy en día, donde lograr el éxito profesional, y también personal, depende más que nunca de la imagen que proyectas.

¿A qué esperas para empezar a trabajarla?

Pin It on Pinterest

En Silvia Foz utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia de usuario en este sitio web. Si continúas navegando, consideramos que aceptas la utilización de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar