La vuelta de las vacaciones es, para muchos, sinónimo de estrés posvacacional: los días de descanso pasan demasiado deprisa y sin darnos cuenta ya estamos de vuelta a los horarios, a la oficina, a las extraescolares y, en breve, al cambio de estación.

Aunque el mes de septiembre tiene una ventaja asociada: nuestro cerebro ha hecho un reset durante el verano y volvemos a la rutina con muchos propósitos para el nuevo curso, ¿verdad? ¿Tú también eres de las que, con la llegada del mes de septiembre, se plantea nuevos retos y objetivos?

Hoy quiero compartir contigo algunos consejos para que aproveches esta energía motivadora para que la vuelta a la rutina sea más leve y consigas, además, encarar la nueva etapa cuidando de ti y de tu imagen.

Vuelve a la rutina cuidándote

1. La actitud lo es todo. Me habrás oído decir muchas veces que el estilo es algo que se nutre de tu interior, ese algo que desprendes y que nadie más tiene. Acalla la voz interior de la autocrítica y sé benevolente contigo misma. Intenta mantener una actitud positiva desde que te levantas y recuerda las sensaciones que has tenido estando de vacaciones. Calma, palabras bonitas y energía positiva.

2. Manténte activa. Deporte, paseos por el parque o a la vuelta del trabajo… Busca unos minutos al día para moverte y generar las endorfinas que necesitas para encarar las próximas semanas. La pereza es nuestro peor enemigo, para la mente, el cuerpo y ¡también para tu estilo!

3. Plantéate nuevos retos. Encarar con ilusión la vuelta al trabajo hará que sea más llevadero tener que madrugar de nuevo… Motívate con los proyectos profesionales o personales que tienes por delante (¿por qué no empezamos ya a planear las próximas vacaciones?) 😉

4. Adopta mi método armario cápsula, con el que podrás planificar tus estilismos con antelación y el hecho de vestirte todos los días dejará de ser un motivo más de estrés. Con pocas prendas tendrás varias combinaciones de looks, para que te veas diferente todos los días y, a la vez, podrás sentirte tú misma, más segura y con una imagen reconfortante.

5. ¿Te apetece estrenar alguna prenda nueva? Planificando tus looks con antelación también podrás ver si necesitas alguna prenda nueva para la nueva estación: ¿quizás una chaqueta? ¿un vestido? No compres por comprar porque corres el riesgo de que al final eso que tanta ilusión te hacía acabe olvidado en el fondo del armario… ¡Las compras con cabeza afianzan tu estilo y te ayudan a ahorrar!

6. Mímate, alimentándote bien, cuidando de ti y de los tuyos y teniendo esmero en el detalle: velas en casa, lencería bonita para el día a día, quedada con amigas… No te olvides que además el verano no ha terminado así que aunque hayamos vuelto al trabajo, ¡los planes no tienen por qué terminar!

Espero que con estos consejos la vuelta a la rutina sea una transición más que llevadera. Es muy probable que no te haya descubierto nada nuevo, pero quizás esta vez es el momento de aplicarlos, ¿verdad? Tu imagen necesita de tus cuidados día a día y pensar en ti y mimarte constantemente es la clave para afrontar tu rutina con la mejor imagen.

¿Qué tal has empezado el nuevo curso? ¿Tienes alguna duda sobre tus estilismos para esta próxima temporada? ¡Contáctame y hablamos, estaré encantada de ayudarte!

CONSIGUE ACCESO INMEDIATO A MI GUÍA

“TRANSFORMA TU ESTILO PROPIO"

 

Descubre y define la esencia de tu estilo propio.

 

Con esta guía gratuita consigue potenciar al máximo tu estilo, conocerte mejor, aceptarte, sentirte segura y mejorar tu autoestima.

Confirma el email que te he mandado para suscribirte a mi lista.

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar