fbpx

Reflexiones de una mujer

Hoy es un día importante para celebrar, para gritar bien alto, es un día para reivindicarnos, para darnos voz a todas nosotras, a todas y a cada una de las mujeres valientes, mujeres reales, mujeres trabajadoras, mujeres emprendedoras, mujeres directivas, mujeres soñadoras, mujeres inteligentes, mujeres comprometidas, mujeres bellas, mujeres atrevidas, mujeres y madres fuertes, luchadoras… En definitiva, MUJERES que luchamos día a día para dar visibilidad a todo cuanto somos capaces de hacer, pero sobre todo de sentirnos libres y felices de ser como somos y quienes somos.

Celebrar el día 8 de marzo, el Día de la Mujer, es para mi una manera de recordar a todas las mujeres de la historia, especialmente aquellas que, aún viviendo en tiempos más difíciles que los de ahora, llegaron muy lejos. Destacaron, rompieron reglas y moldes, desde Marie Curie, Juana de Arco, Frida Kahlo, Teresa de Calcuta, Edith Piaf, Coco Chanel, entre otras muchas más. Incluso  me refiero a mujeres que no necesario su nombre ha pasado a formar parte de la historia, sino que consiguieron romper con las reglas de tareas cotidianas, en cosas aparentemente tan sencillas como la de gustar y complacer a los demás, olvidándose así de ellas mismas. Ellas fueron y son un símbolo de liderazgo femenino que deberíamos tener presentes, porque ellas fueron capaces de tomar las riendas de su propia vida para conseguir lo que ellas realmente querían y no se dejaron llevar por lo que deberían, como la sociedad marcaba.

Sin embargo, para mí el Día de la Mujer son todos los días. Todos los días son importantes para obtener el reconocimiento que nos merecemos, un reconocimiento que no es necesario que llegue por parte de terceros, al menos no en su inicio. Principalmente ese reconocimiento debe nacer desde el interior de nosotras mismas y para ello solo es necesario tomar conciencia de nosotras mismas, llenarnos de confianza para lo toma de decisiones, para marcarnos los límites que nosotras decidamos, en definitiva, de empoderarnos.

Me defino como una luchadora nata por quere conseguir mis sueños y las metas que yo misma me he propuesto alcanzar, precisamente porque mi camino, como el de otras muchas mujeres, no ha sido un camino de rosas. Me declaro FEMINISTA, me considero una mujer comprometida con mi género, que alaba cada logro y cada paso, pequeño o grande, que se da.

Me parece sorprendente que aún a día de hoy aún se tengan que hacer reflexiones de este tipo y que aún tengamos que seguir luchando por la desigualdad de género, la brecha que hay entre la mujer y el hombre hoy en día, tanto en el ámbito social, cultural como laboral. Me cuesta entender cómo aún a estas alturas se escuchan declaraciones machistas en los medios, como aún se reconocen más los esfuerzos masculinos que los femeninos, como aún hay tantas diferencias de salario, como aún hay tan pocas mujeres ocupando altos cargos y así un largo etc.

Crecí en una familia monoparental donde fue mi madre quien me enseñó los valores que hoy en dia tengo, en el poder de creer en mí misma, a superar mis miedos, a ser luchadora, a reivindicar mis derechos… Fue ella quien me enseñó a ser la mujer que hoy soy, una mujer, madre y emprendedora.

Así que con este post me gustaría animarte a ti y a todas las mujeres a empoderarse, es decir, a dejar a un lado las obligaciones que te pones por gustar, complacer o cumplir con las expectativas de los demás, a confiar en ti para pensar por ti misma y tomar las decisiones de tu vida según tus creencias. Y, de este modo, formar parte del liderazgo femenino al que todas deberíamos sumarnos.

Compartir artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos
Te puede interesar

01

Formación y asesoría de imagen personal y comunicación para equipos y empresas.

02

Consultoría de imagen personal y estrategia de comunicación para profesionales.

03

Conferenciante en charlas, eventos y talleres. Grandes auditorios o grupos reducidos.

04

Estilismo y dirección creativa para fotografía personal corporativa.