fbpx

Hace tiempo que nos hemos acostumbrado a las videollamadas, a los directos en redes sociales o a las reuniones online. Pero ha sido este año 2020 cuando todo esto ha adquirido una dimensión mundial y necesaria, a causa de la pandemia y todos los cambios que estamos viviendo.

Las consecuencias de todo esto son tan inmensas que afectan todos los ámbitos de la sociedad, tanto para lo mejor como para lo peor. Empezamos un nuevo curso y muchos estamos viendo como debemos adaptar nuestras dinámicas, hábitos, costumbres. Teletrabajar en sectores donde hace unos meses ni siquiera se creía imaginable, repensar o reinventar la propia carrera profesional, profesionales autónomos y freelance con negocio propio que repiensan sus servicios y productos, etc.

En esta nueva era la necesidad de cuidar la imagen que proyectamos a nivel digital se ha hecho universal y tanto nos han impactado estos cambios sociales que incluso ha afectado a la tendencia en la industria de la moda de las próximas temporadas: grandes firmas están apostando por lo que denominan “ropa de salón” y se está afianzando las prendas de género neutro, más holgadas. Incluso se ha acuñado el concepto “business above” refiriéndose a la costumbre de vestirse de oficina solo la mitad de arriba (eso sí, recuerda no levantarte a por un boli o un vaso de agua en medio de la reunión…)

Cuidar tu imagen digital para alcanzar tus objetivos

Tanto si tienes tu propia marca personal o tu negocio como si trabajas por cuenta ajena, tu presencia digital ha alcanzado tanta importancia como la presencial. Es probable incluso que en el plano profesional, ahora mismo tenga incluso más peso, porque la mayor parte de reuniones que haces sean online y teletrabajas la mayor parte de tu jornada.

Como ya sabes, en la comunicación interpersonal hay muchos elementos que intervienen, entre los que las palabras tienen precisamente un papel menor: la forma como gesticulas, el tono de tu voz, la postura, tu ropa, tu aspecto general, tu forma de mirar… Cuando hay pantallas de por medio, algunos elementos se ven distorsionados y otros adquieren una importancia mayor.

Es por eso que debes cuidar tanto o más tu imagen cuando estás en el plano digital, porque se pierden algunos elementos comunicativos fundamentales para hacer llegar tu mensaje. Así, es importante que tengas en cuenta:

  • No descuides nunca tu imagen, verte bien. La comodidad no va reñida de la calidad o el cuidado de tu aspecto general.
  • Piensa qué quieres transmitir, qué quieres decir con tu imagen (una persona activa, empática, profesional, alegre, seria, etc.)
  • Es importante que tengas siempre presentes tus objetivos profesionales, ascensos, un nuevo cliente, etc.
  • Los colores influyen mucho en tu imagen, elígelos según el mensaje que quieres transmitir. Por ejemplo, el azul siempre se ha asociado a la confianza. Procura no utilizar colores estridentes o estampados muy pequeños que producen en pantalla el efecto moiré (esa vibración tan molesta a la vista).
  • Si tienes una marca personal, piensa en vestir según tu paleta de colores, según tu branding, para reforzar la imagen de marca. No quiere decir que siempre vayas a vestir igual, pero que las tonalidades y sus combinaciones sean coherentes con tu propia paleta de colores de marca.

Podría resumir todo esto en una idea muy básica y general: busca que tu imagen digital siempre sea cuidada: peinado, maquillaje, la calidad de la ropa y su presencia (planchado, etc.), los complementos que utilices, etc.

Por último, también ten en cuenta la escenografía, el entorno de tu escena, y la luz, aunque sea solo justo lo que se ven en pantalla. Da mucha información de quién eres y cómo eres, así que también aquí estamos lanzando mucha información que debe ir en coherencia contigo y lo que quieres transmitir.

Espero que estos consejos te sean útiles y si te ha gustado este tema déjame algún comentario, así sabré si quieres que siga profundizando en ello en próximos artículos.

Pin It on Pinterest