fbpx

Cómo reducir tus prendas para crear un armario cápsula

armario-capsula

Ha llegado el temido momento de hacer el cambio de armario, de guardar las prendas veraniegas y sacar las de otoño. Qué te parece si aprovechas este momento para hacer un poco de limpieza en él y eliminar aquellas prendas que sobran en tu armario. Aunque te cueste creerlo, las hay y estoy segura que más de la mitad de ellas no te las pones y solo ocupan espacio. Así que para esta temporada te propongo que conviertas tu armario en un armario cápsula.

[Tweet “Cómo reducir tus prendas y crear un armario minimalista”]

Puede que estés pensando qué narices es esto de un armario cápsula o igual ya has oído hablar de este concepto. Un armario cápsula o minimalista no es más que un armario que contiene entre 30 y 40 piezas de vestir por temporada. Sí, sí, como lo lees, el objetivo es reducir al máximo las prendas que necesitas para vestirte en tu día a día. Antes de contarte cómo conseguirlo, quiero hablarte de sus fantásticas ventajas:

  • Se acabó el estrés de las mañanas a la hora de abrir el armario y no saber qué ponerte… ¡ganarás mucho más tiempo, además de espacio!
  • Encontrarás por fin tu estilo, el estilo que te hace feliz y con el que siente segura. Además, llevarás todos los días ropa que te encanta y de verdad te hace sentir bien.
  • Y lo mejor: ahorrarás dinero porque comprarás menos, especialmente dejarás a un lado las compras compulsivas.

La clave está en apostar por prendas que te favorezcan, combinen entre sí, sean prácticas y versátiles y, por supuesto, que se adapten a tu estilo y transmitas así la imagen que quieres proyectar.

Te estarás preguntando… ¿Y cómo se crea un armario cápsula? ¡Vamos manos a la obra!

Paso 1: Saca todas las prendas de tu armario y divídelas en tres grupos: la ropa que te encanta y te hace sentir bien, la que no sabes muy bien qué hacer con ella y la que no te gusta o no te favorece para nada.

Aquellas con las que tiene dudas, puedes guardarlas en una caja y darle una segunda oportunidad. Pero si a la siguiente temporada te has olvidado de ellas o no te la vas a poner, dónala, véndela o regálala, que es lo que deberías hacer con la que de entrada no te gusta o no te sienta bien.

Paso 2: Elige los colores que utilizarás en tu vestuario. Una manera fácil (aunque no la única) es eligiendo un par o tres colores neutros que te servirán como base, por ejemplo, dos colores que te gusten pero que también te sientan  fenomenal y alguno que añada identidad a tus looks. La idea es conseguir que todas las prendas de tu armario combinen al menos con otras dos o tres prendas más.

Paso 3: Ahora, selecciona todas las prendas y complementos que te sientan estupendamente, con las que te sientes cañón, con las que sales a la calle a comerte el mundo, aquellas con las que te identificas por tu estilo y personalidad, con las que te hacen sentir especial… y haz combinaciones entre ellas. Una vez hecho esto, te darás cuenta si te hace falta algo. Si es así, hazte con ello –eso sí, procura que si entra una pieza en tu armario, otra salga-.

Mi consejo es que tengas por cada parte inferior 3 partes de arriba combinables entre sí y totalmente diferentes.

Ten en cuenta que la ropa interior, la de dormir, la de deporte, la de ocasiones especiales y las joyas son excepciones y no entran dentro de la fórmula del armario cápsula. Pero sí el calzado, los bolsos e incluso los complementos también podrían perfectamente entrar.

Para crear tu propio armario cápsula, puedes ayudarte de mi fórmula para crear un buen fondo de armario o bien contactarme para ver lo fácil que es. Quizás estés pensando que es algo difícil de crear o de llevar a la práctica, pero ¡para nada! Así es como suelo trabajar con mis clientas y te aseguro que están encantadas ya que les facilita muchísimo su día a día.

Compartir artículo

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Otros artículos
Te puede interesar

01

Formación y asesoría de imagen personal y comunicación para equipos y empresas.

02

Consultoría de imagen personal y estrategia de comunicación para profesionales.

03

Conferenciante en charlas, eventos y talleres. Grandes auditorios o grupos reducidos.

04

Estilismo y dirección creativa para fotografía personal corporativa.