fbpx

Tu ropa habla por ti

TU-ROPA-HABLA-POR-TI
Es inevitable fijarnos en las personas que nos rodean o nos cruzamos y automáticamente hacernos una idea acerca de ellas. Según la imagen que percibimos de los demás, actuamos de un modo u otro con ellos, llegando a preferir, por ejemplo, que en una tienda te atienda una chica u otra, porque una de ellas nos transmite una imagen más agradable.

Esto es una muestra más de que nuestra imagen dice mucho de nosotros. Todas estas opiniones nos las formamos, en muchas ocasiones, sin apenas haber interactuado con la otra persona. Tenemos suficiente con ver su indumentaria, lo que es evidente que la ropa habla por nosotros.
[Tweet “La ropa forma parte de tu personalidad. Por eso es importante cuidar cómo te vistes.”]
Por ejemplo, es fácil pensar que una persona con una imagen impoluta, sea competente en su trabajo, inteligente, responsable… Por contra, una persona con una imagen más descuidada, no significa que no presente esas características. De hecho, puede que ella sí las tenga y la persona de imagen impoluta no, pero tardaremos más en encontrar esos puntos de su personalidad.
Cuidarte, pensar detenidamente qué vas a ponerte, tomarte tiempo para presentarte lo mejor posible, significa que te respetas y, por tanto, vas a conseguir ese respeto por parte de los demás.
Voy a ponerte algunos ejemplos de asociaciones que se suelen hacer:
Si sueles vestir con ropa de grandes firmas y diseñadores, los demás van a percibir que eres una persona exitosa. Además, si piensas y te preocupas de añadir complementos a tus looks, transmitirás que eres alguien a quien le gusta cuidar los detalles.
detallesSi la mayoría de veces vistes casual, significa que te gusta la comodidad, evitando de este modo transmitir una imagen seria y austera. De lo contrario, vestir con traje o colores más bien oscuros, como el negro, el azul marino o gris o bien si sueles evitar relajar las formas en tu vestimenta, significa que eres una persona sobria.
Ten en cuenta que la elegancia es una cuestión de actitud, no significa solo vestir bien, tiene que ver con cuidar la ropa, llevarla siempre con buen aspecto. Además, para ser elegante también hay que tener un buen saber estar y cuidar tus habilidades comunicativas.
Vestir de manera llamativa luciendo, por ejemplo, unas gafas de color azul eléctrico o un bolso rojo da una imagen de seguridad, de querer destacar. En cambio, vestir con prendas y complementos de tonos neutros, clásicos, minimalistas, se asocia a personas a las que les gusta pasar inadvertidas.
Sabías que… hay estudios que revelan que, según la ropa que elegimos, nos predispone a actuar de determinada manera.
Así pues, cada pieza de ropa que llevas es una palabra que revela algo de ti. Combinar y jugar con lo que tienes en el armario define lo que quieres ser y parecer. Pero, ¿realmente desvelas lo que quieres que los otros perciban de ti? Saber qué imagen estás transmitiendo y qué imagen deseas proyectar es fundamental para poder controlar tu imagen personal. Eso es algo en lo que yo puedo ayudarte, trabajando conjuntamente para sacar el máximo partido a tu imagen y que las prendas digan lo que realmente quieres que digan de ti.
Y, por si te queda alguna duda, en ningún momento este proceso consiste en anular tu personalidad, sino en ayudarte a conocerte mejor y a que descubras el lenguaje de la ropa para poder adaptarlo a cada ocasión.
Compartir artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos
Te puede interesar

01

Formación y asesoría de imagen personal y comunicación para equipos y empresas.

02

Consultoría de imagen personal y estrategia de comunicación para profesionales.

03

Conferenciante en charlas, eventos y talleres. Grandes auditorios o grupos reducidos.

04

Estilismo y dirección creativa para fotografía personal corporativa.