fbpx

Tu eliges: ¿visible o invisible?

visible o invisible_esp
A medida que el tiempo avanza seguro que te habrás dado cuenta que las prendas que tienes en el armario han cambiado y por tanto tú forma de vestir no es la misma que la de hace unos años. Es lógico, con el paso de los años nuestro cuerpo cambia y nuestros gustos también. Pero, me gustaría que respondieras a esta pregunta: ¿crees que eres visible o invisible? Si has respondido invisible, este post es para ti.

Cuánto tiempo hace que nadie te dice: “¡qué bien te sienta este jersey!” o “¡qué guapa estás”. Quizás esto significa que ha llegado la hora de eliminar ciertas prendas de tu armario, adquirir nuevas y realizar combinaciones con las que te veas mucho más favorecida y, así, dejes de ser invisible.
Los complementos son los mejores aliados para empezar a hacer cambios sutiles pero suficientemente visibles como para vernos mucho más atractivas. ¡Tienes muchos donde elegir!
Empieza a apartar los colores negros, terrosos y neutros que apagan tu imagen y te impiden brillar e incorpora colores en tu vestuario que te aporten luz y vida a tus estilismos. Es un cambio bien simple pero con el que conseguirás verte más y mejor. Y, ahora que se acerca el buen tiempo, es un buen momento para atreverte a dar el paso.
Y el peinado… ¿te sientes a gusto con él? ¿Te has planteado que quizás con otro color u otro corte conseguirás tener una imagen mucho más juvenil?
Es cierto, el tiempo pasa para todas. Pero sumar años no debería ser sinónimo de volverse invisible, de apagarse, o de dejarse. Una cosa es adaptar las prendas a los cambios de nuestra silueta y la otra muy distinta es perder el estilo. No sientas miedo a que te miren, a resultar atractiva, porque, lo quieras o no, no mimarnos, acaba afectando a nuestra actitud, carácter y estado de ánimo.
[Tweet “Sumar años no debería ser sinónimo de volverse invisible, ¡empieza a quererte!”]
Pero si has leído hasta aquí, enhorabuena, significa que has tomado consciencia de ello y que estás dispuesta a cambiarlo, a dar el primer paso, es decir, a empezar a cuidarte, a tenerte en cuenta y, por supuesto, a quererte.
Si te sientes perdida o no sabes por dónde empezar, no te preocupes, aquí me tienes para ayudarte. Así que ponte en contacto conmigo y juntas trabajaremos para que saques a relucir todo tu yo y te sientas segura y contenta contigo.
¡Ah! Y no dudes en compartir este post si te ha gustado y dejarme tus comentarios con tu opinión, será todo un placer leerla.
Compartir artículo

4 comentarios

  1. Hola! Haciendo referencia a los cambios de look y revisando mi adolescencia de pantalones caídos por debajo del culo y tan anchos que cabían dos personas y que hoy me miro al espejo con coleta alta y tupé, una falda de tubo y un top de rayas, me doy cuenta que la ropa refuerza nuestro carácter y evoluciona con el tiempo y que poco a poco vamos creando nuestro estilo y creo que por fin ahora va definiéndose así que es hora de hacer limpieza de ropa adolescente que no tiraba por cariño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos
Te puede interesar

01

Formación y asesoría de imagen personal y comunicación para equipos y empresas.

02

Consultoría de imagen personal y estrategia de comunicación para profesionales.

03

Conferenciante en charlas, eventos y talleres. Grandes auditorios o grupos reducidos.

04

Estilismo y dirección creativa para fotografía personal corporativa.