A lo largo de mi carrera profesional me he encontrado con muchas personas que tienen ideas prefijadas, por no decir directamente prejuicios, en lo que se refiere a su percepción de lo que es el estilo o de lo que piensan sobre el hecho de cuidar la imagen personal.

Muchas de estas personas se quedan en la capa más superficial al no entender que el estilo y la imagen son algo mucho más profundo, que surgen y se nutren del autoconocimiento, de la autoestima y de la seguridad en una misma.

Cuando comprendas que cuidar tu imagen personal va mucho más allá de tu armario, comprenderás también que el hecho de no cuidarla también dice mucho de ti. Nuestra imagen habla de nosotros, es una especie de chivato indiscreto, le hagas caso o no. Así que quizás es el momento de empezar a prestarle atención.

La imagen es actitud. El estilo es un modo de vida. Porque tú, en todos tus aspectos, comunicas. Lo bueno, lo malo. Tus gestos, tu mirada, tu forma de andar. Todo tu cuerpo expresa cómo te sientes, cómo vives, incluso los sueños e ilusiones que tienes. Es lo que te decía, un chivato indiscreto…

Cuídate

Comprender que trabajar tu imagen te ayudará a cumplir tus objetivos es comprender que trabajar tu imagen no se limita a vestir de un determinado modo. Cuidar tu imagen implica conocerte, mimarte, quererte. Implica recuperar tu fuerza, tu seguridad, la confianza en ti misma. Trabajar tu imagen significa escuchar esa voz interior que te dice “ve a por ello porque tú lo vales”. Trabajar tu imagen es comprender que tú eres única y te mereces lo mejor.

¿Sabes cuando estás trabajando duro en algún proyecto y te repites a ti misma “cuando termine, me voy a regalar un homenaje, un premio”? Pues cuidar tu imagen es regalarte lo mejor de ti todos los días. Es cuidarte. Es homenajearte. Es decirte a ti misma “te lo mereces”.

La primera fase que trabajo con todas mis clientas, antes de hablar de colores, de marcas, de prendas, antes de cualquier cosa, incide precisamente en este aspecto interior: cuáles son tus objetivos, cuáles son tus deseos, qué es importante para ti, cómo te ves, cómo quieres ser vista. Es imposible que pueda asesorar correctamente a una persona sobre qué va a sentarle mejor si no conozco un poco su personalidad y sus necesidades. Porque si nos quedamos en las capas superficiales, lo que puede ocurrir es que convirtamos a esa persona en un personaje disfrazado.

Tu imagen habla de tu personalidad y tu actitud marca el estilo que desprendes.

¿Te he convencido? ¿Sigues pensando que la imagen es algo exclusivo de las egobloggers? ¿Que se limita a llevar una barra de lápiz de labios en el bolso? ¿Quizás he conseguido despertarte la curiosidad?

Paséate por estos artículos si te interesa saber más sobre estilo y lo que dice de ti y contáctame si quieres empezar a sentir en tu propia piel los cambios beneficiosos que te aportará cuidar tu imagen personal.

El viaje hacia ti misma, el camino para sentirte bien.
Belleza y estilo, ¿son lo mismo?
Mi estilo no me convence, ¿por qué?
Empieza a romper estereotipos.

Pin It on Pinterest

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar